miércoles, 24 de junio de 2009

?!



Ella. De pie frente al espejo. Desnuda. Se gusta por fuera. Por dentro... por dentro no se entiende. Se mira. Se pregunta a sí misma qué es lo que le está ocurriendo. No sabe cómo explicar(se)lo. No lo comprende. No. Pero tiene una certeza. Le gusta esa sensación. Sí. Le encanta. Y descubre que hacía años que no se sentía tan Viva. Y (te) agradece el haber recuperado esa sonrisa bobalicona. Así como el miedo a perder(la). Y no quiere etiquetar sus sentimientos. Tampoco le apetece ponerle un nombre a sus latidos. ¿Para qué? Y por eso mismo vuelve a sonreír. Sonríe. Da lo mismo quién es el que mueve los hilos. Aunque Ella sabe bien que has sido TÚ el que la ha dejado sin palabras.






Ella. Abrazada a sus sueños.

7 comentarios:

Estoicolgado dijo...

La viveza de uno mismo no debería recaer bajo ningún concepto en las manos de otros, es más recomendable compartir... que abandonarse

P.D. gracias

Sariica. dijo...

me encanta, tan identificada.

Siiketa dijo...

Preciosoo!!
Un beso

[¤~...Cristi...~¤] dijo...

Hola!!


aprovechemos ls sentimientos..ya que son ls que mandan...qe menos que disfrutar lo que nos hacen sentir, sin nombres, sin etiketas...simplemnte dejarse llevar sin bscar el xQ.

teQuieroMcho!!!!(LL)

Autodestrucción; dijo...

primera vez que paso por acá..
Me gusto mucho las partes que pusiste de la saga de crepúsculo. :)

marta dijo...

El conocerse a uno mismo es muy importante, lo sentimos como algo esencial, aunque muy pocos son los que lo logran
Que ponga números a sus latidos, y así tendrán como nombre el infinito.
Un beso MUYGRANDE :)

Aiser dijo...

Muy bonito, muy directo, muy personal.
Me ha encantado, te seguiré leyendo.

Un beso.